Gustavo Petro: “Lo esencial del Pacto Histórico es más democracia, más producción y paz”

Edición #80

Por la redacción de La Bagatela

Por la importancia del evento, por la composición de la asistencia, por la proclamación de la candidatura de Edwin Palma y por la presencia del gestor del Pacto Histórico, resumimos a continuación su intervención.

Gustavo Petro inició con un análisis del momento y sus consecuencias:

“El capitalismo salvaje prendió las alertas, no era el paraíso soñado por el sistema de ideas que se llamó neoliberalismo que iba a garantizar el mayor bienestar social, no fue tal, no solo aumentó la pobreza aun en los países más desarrollados, no solo aumentó la desigualdad social en una escala nunca vista, sino que las alertas rojas dicen que nos podemos extinguir como especie humana”.

“Llegamos a un punto en que la contradicción principal se volvió entre ese capital voraz y la vida, es una crisis civilizatoria”.

“La ofensiva contra el movimiento obrero cometida a escala mundial tuvo como resultado la posibilidad de la extinción de la especie humana”.

“Esto requiere un cambio en el modo de producción y por tanto del modo de consumo. Es una circunstancia inédita para la gente que trabaja que hay que entender”.

“Vino una avalancha donde los ganadores han sido los grandes banqueros, los grandes poseedores de tierras, los grandes comerciantes importadores, los propietarios de la extracción del carbón y del petróleo, esa es la palanca detrás del uribismo”.

“Se apropiaron del poder político y económico, son retrógrados no representan un avance histórico para la sociedad colombiana, el movimiento sindical fue no solamente destruido sino, aquí en Colombia, asesinado”.

“El resultado es una sociedad profundamente desigual, degradada, cruzada por la violencia, es una perspectiva que indica que cambiamos o nos hundimos. Esa sensación está en la población y en una crisis así hay oportunidades y se trata de ver si estas oportunidades las podemos trasformar en un triunfo popular y a mí, a Edwin Palma nos toca actuar como protagonistas en un momento de la historia que es estratégico.”

A continuación, presentó la alternativa del pacto y el papel del mundo del trabajo.

“¿Qué podemos hacer? Hemos planteado un Pacto Histórico, pacto es un acuerdo social e histórico porque es sobre las reformas fundamentales que permitan pasar a una nueva época”.

“Si nosotros ganamos no se acabarán las empresas ni públicas ni privadas, no estamos planteando estatizar la producción, han sido fake news, así los medios de comunicación tradicionales tratan de llevar la imagen de que si nosotros ganamos se acabó la iniciativa privada, es una mentira”.

“Planteamos es estimular la producción en Colombia, agraria, industrial y sus servicios concomitantes para dejar de depender del petróleo y del carbón… ese estimulo significa crecimiento a los puestos de trabajo, trabajo que es el generador de la riqueza, ese estimulo es a la empresa privada productiva.”

Intervención completa de Gustavo Petro.

“¿Y qué papel juega el mundo del trabajo? Aquí es donde quiero mirar el tema del pacto. El impulso a la producción nacional puede estar construido alrededor de un pacto entre el patrón el trabajador y la trabajadora, entre el mundo del trabajo y el mundo empresarial, que debe surgir de la campaña electoral actual”.

“Si el Estado aparece y no deja que el mercado simplemente diga qué somos, sino que diga qué queremos ser, queremos ser agrarios, industriales. Cualquier ciudadano de un barrio popular algo quiere hacer, se la rebusca como dicen popularmente, ese se la rebusca es una iniciativa privada, significa que en la cultura de la sociedad colombiana no está sentarnos a esperar una limosna o ver si aparece un campo petrolero o ver si los narcotraficantes coronan un envío y a partir de ahí ver si nos reparten un pedacito para poder comer, ese no es el colombiano”.

“Colombianos y colombianas queremos hacer un país de trabajo, queremos producir, que de la tierra se puedan trasformar los productos en industria; es un mundo del trabajo que quiere ser, evolucionar, y no lo dejan porque no dan el estudio, lo quitan, no dan la tierra, la monopolizan a sangre y fuego, no lo dejan ser porque los importadores traen todo más barato, no lo dejan ser porque el banquero no entrega el crédito y queda el gota a gota, entonces hay una economía popular que la reprimen porque lo único que interesa es la gran ganancia, la concentración de la riqueza, el raquitismo económico, el subdesarrollo como decían antes”.

“La idea del cambio político es cambiar ese mundo, y si queremos que brote un mundo de la producción debemos hablar de una agenda que cruza por el conocimiento, por la universidad pública y la juventud, por la pensión, el crédito, la tierra y el agua que cruza por los mecanismos del empoderamiento de la economía popular, por el mundo del trabajo”.

“Si el mundo del trabajo acepta construir una economía fuerte y productiva tenemos que proponer un gana-gana, no una relación antagónica. Si el Estado va a apoyar la producción, va a disminuir costos financieros, costos energéticos, va a mejorar la productividad, ¿cómo van los trabajadores ahí? Ese excedente económico que se va a generar ¿es solamente del empresario o proponemos un pacto? Distribuirlo entre trabajadores y empresarios”.

“Si el Estado contribuye en la reducción de costos y en esa actividad en los próximos cuatro años va a lograr que los empresarios productivos, ganen más, entonces esa mayor ganancia debe ser distribuida entre ellos y el mundo del trabajo, ¿cómo se hace? Pues estabilidad laboral, dignidad en el trabajo, salario real en crecimiento, que viene disminuyendo desde la ofensiva contra el mundo del trabajo, se trata de voltear la tendencia”.

“Ese nuevo pacto social en donde todos ganan es el que yo creo se debe proponer desde este movimiento político, desde este tipo de candidaturas que surgen del mundo del trabajo, es el tipo de política que hay que proponerle al empresario que está pensando votar por Uribe, implica salir a las calles”.

“No necesitamos un mundo de sindicatos encerrados y debilitados. Necesitamos un mundo de activistas, obreros y obreras que salga al mundo del trabajo, a la economía popular donde están la mayor parte de los trabajadores en Colombia, que son trabajadores de pequeñas y medianas industrias, que son el 80%, que se politicen, que tengan una propuesta donde midan que el mundo del trabajo puede ser más digno”.

“Si somos un activismo de ese mundo que llega a millones de personas y logran ser seducidas en una propuesta global de pacto social, el mundo del trabajo se vuelve un sujeto político”.

“Acabamos de ver a los jóvenes de los barrios populares ejerciendo una acción político-social como sujeto, se hacen sentir en el país, nosotros existimos, eso se llama politización de esa juventud barrial excluida, pues se necesita algo similar, una politización del mundo del trabajo y no se ha hecho desde el mundo sindical, necesitamos otros métodos, no que se abandonen los sindicatos, para politizar el mundo del trabajo necesitamos otros instrumentos”.

“El mundo del trabajo son millones de personas no organizadas, si este movimiento político logra un diálogo con el mundo del trabajo y si desde ese mundo del trabajo se lanza un pacto con el empresariado estamos construyendo lo esencial del Pacto Histórico en el sentido que queremos, que es más democracia, más producción y paz”.

Contenido relacionado