Unidos por un Frente Amplio. Petro y el PTC  (segunda parte)

Edición #90

En concordancia con la política de frente único que planteara Francisco Mosquera, fundador del PTC, la actividad política del Partido y de La Bagatela ha estado íntimamente vinculada al apoyo del hoy presidente Gustavo Petro desde hace varios lustros. Esta es la segunda parte del artículo que realiza uns breve recuento de esa bitácora.

Por la Redacción de La Bagatela

El Partido del Trabajo de Colombia reconoce la importancia de los asalariados como fuerza motora de la sociedad. Su dedicación a la causa obrera es el origen de su existencia y siempre ha pugnado por la formación y consolidación de su organización. Conocedor de esta causa Gustavo Petro ha participado en numerosos eventos de trabajadores convocados por el PTC, ha respaldado sus candidatos a las directivas sindicales, apoyado sus luchas y participado en las movilizaciones obreras.

En los primeros meses de 2011 el conjunto de fuerzas democráticas decide inscribir por firmas la candidatura de Petro a la alcaldía de Bogotá. Un “ejercito” recorre la ciudad, localidad por localidad recogiendo las firmas, distribuyendo el periódico de campaña y recibiendo el apoyo de la ciudadanía. El PTC es parte activa y decisiva a lo largo de toda la campaña que logra el primer cargo de la ciudad, elige a su dirigente Yezid García al concejo y se constituye en una fuerza determinante durante todo el período.

Las fuerzas más retardatarias lanzan una ofensiva para destituir a Petro de la alcaldía. En el mes que estuvo suspendido del cargo los bogotanos colmaron a diario la plaza de Bolívar convertida en un respaldo popular al alcalde. Las banderas del PTC hicieron presencia permanente hasta lograr su retorno al cargo.

Simultanea con la elección de Petro en Bogotá, Marcelo Torres alcanza la alcaldía de Magangué derrotando al imperio de la Gata, constituyéndose en el otro bastión de las fuerzas alternativas que triunfa en las elecciones 2011. Durante el período se dio un apoyo solidario entre las dos alcaldías y se tomó la decisión conjunta de impulsar un frente por la paz y la democracia que derrote la aspiración uribista para lo cual se acordó respaldar la reelección de Santos desde la primera vuelta.

Petro termina su período en la alcaldía, y sale con el apoyo de la ciudadanía que le reconoce la atención a sus requerimientos. Pudo más el respaldo popular, la pulcritud en el manejo de los fondos y la actividad de la bancada del concejo que, aunque en minoría, tuvo en Yezid García un defensor permanente de sus propuestas.

A Marcelo Torres que encontró en Magangué una administración pública en ruinas y que la entregó en proceso de reconstrucción y modernización, que posibilitó el retorno de las libertades y garantías ciudadanas, le cobran haber derrotado a La Gata. En proceso originado por la Fiscalía General de la Nación se levanta un montaje que hoy no está resuelto por las miles de tramoyas y trampas alrededor de él y que lo mantiene en detención domiciliaria. La solidaridad con el veterano luchador se dio desde el comienzo.

A lo largo de la negociación del acuerdo de paz que se firma a finales de 2016, Petro, el PTC y otras fuerzas democráticas y progresistas lo respaldaron, ahora la tarea era salir a implementarlo. Se gesta el acuerdo nacional sobre lo fundamental: paz, democracia y reformas sociales que se trasforma en bandera de la aspiración de Petro a la presidencia en 2018. Sumando los votos de oposición Colombia votó mayoritariamente la opción de cambio en la primera vuelta, aunque la unidad de no se dio para la segunda vuelta. La militancia del PTC y su periódico La Bagatela estuvieron presentes durante todo el debate.

El gobierno de Duque será recordado por disparar a la población que luchaba en las calles contra la pobreza y el mal gobierno. La reforma tributaria del Minhacienda provocó el masivo paro nacional que duró varios meses y con el que el gobierno se negó a dialogar. El terreno quedó abonado para la conformación de un gran frente de fuerzas provenientes de todos los sectores sociales para derrotar al fascismo criollo.

Es cuando “el Pacto Histórico emerge con cada día que pasa como la posibilidad real con mayor opción de conquistar el gobierno y emprender con un gran respaldo popular una era de grandes transformaciones para el país. En ese contexto, las elecciones de Congreso adquirirán en esta ocasión grande alcance porque con una nutrida bancada de la democracia podrá impedirse el bloqueo a las iniciativas de reformas progresivas del nuevo gobierno. A ese cometido están dedicadas todas las energías del PTC, para conseguir la elección de nuestro compañero Edwin Palma en la lista de Senado del Pacto Histórico, al igual que de la compañera Consuelo Ahumada para la misma corporación”, como quedó plasmado en editorial de La Bagatela # 81 del 13 de diciembre del 2021.

La escogencia del mandatario que regirá los destinos de Colombia del período 2022-2026 fue producto de la movilización más extensa y vigorosa de las fuerzas democráticas y progresistas de la historia. Los militantes, amigos y seguidores del PTC celebramos junto a la mayoría de los colombianos este histórico resultado logrado mediante el más amplio acuerdo de fuerzas progresistas para trasformar a Colombia.

Detalles de la campaña fueron reseñados en varios ejemplares de La Bagatela que tuvieron amplia difusión y cuyas portadas reproducimos.

 

Contenido relacionado