Preludio de una final extinción en masa

Óscar Rivera Luna

Ingeniero agrónomo experto en agua y el calentamiento global

Mariana, danesa, Eva, alemana, Hernando, palmirano y Andrés, campesino del Fraile, se conocen de jóvenes en el cristalino río Aguaclara, del Chocó colombiano. Pasean en canoa admirando mariposas azules de brillos metálicos, libélulas con alas iridiscentes que zumban sobre el agua, observando guacucos, nayos platinados y mojarras en profundos charcos. Al regresar de su maravilloso paseo reciben un caldo espeso de peces en leche de coco, y tres de los cuatro se quedan dormidos durante cuarenta años. Permanecen conectados con Hernando, quien vive en otra dimensión cósmica, y viajan en sueños por manglares, arrecifes coralinos, biodiversas selvas lluviosas, tundras heladas, permafrost ártico, páramos y lagunas, desiertos y glaciares de montaña, hasta comprobar que la especie humana poseída por su ambición o forzada por el hambre, está contaminando la biosfera con excesos de GEI, genera nubes de gases que impiden la salida parcial de la radiación infrarroja. El calentamiento acelerado de la tierra causa blanqueamiento y muerte de los arrecifes coralinos, daños en el fitoplancton y zooplancton; sistema respiratorio del planeta. Incendia y destroza ecosistemas que regulan el clima y el agua. Aguas residuales y plásticos infectan ríos y mares causando extinción especies, en el preludio de una final extinción en masa.

Recorren nevados andinos, salares bolivianos, fiordos chilenos, Antártida, montañas de granito del Aconcagua y extensas pampas argentinas. Gran Pantanal intoxicado por cultivos de soya transgénica, la selva Amazónica afectada por incendios y queimadas, el Guaviare de la cocaína, cuenca del Orinoco, llanuras venezolanas, cañón de Chicamocha, Magdalena Medio y llegan a La Guajira donde la gente muere de hambre y sed. Ascienden a la Sierra Nevada de Santa Marta asperjada con Glifosato, comprueban el deterioro y muerte de arrecifes en Islas del Rosario, navegan por el río Magdalena donde se extinguen los peces nativos y llegan al bajo Atrato. Atraviesan la selva lluviosa del Darién comprobando la extinción de ranas dardo, la Reserva Maya de la biosfera, soportan un espantoso huracán y llegan a la selva Lacandona de México. Conocen la leyenda de Emiliano Zapata, comprueban que la población de México DF se asfixia entre excesos de GEI. Visitan el cañón de Colorado donde leen eras geológicas, el desierto de la muerte, escapan vivos de un incendio forestal en California, y espantoso terremoto en San Francisco. Viven la epopeya de los salmones, comprueban la inteligencia de los castores y el exterminio de tribus indígenas americanas y canadienses. Escuchan sobre la fiebre del oro en Alaska, acompañan brevemente la migración de los caribús, ven sufrir y morir osos polares, en el deshielo del Ártico y conocen Islandia; islas de nieve y de fuego sobre la dorsal del Atlántico. La Formación de fiordos noruegos, el dulce mar Báltico. Bosques boreales de Finlandia, Leningrado y la revolución de octubre. Viven felices en la verde península de Jutlandia, ven caer el muro de Berlín, navegan por el padre Rin entre viñedos hasta el Palacio de Luis de Baviera. La ciudad luz sufre golpes de calor y atentados terroristas. En los jardines de Keu Ken Hauf. Stonehenge. En la torre de Londres. Los castillos medievales de Francia, Cantabria país verde con los arrullos del mar. Avanza el desierto español. Incendios mediterráneos. Viven horrores en África.

De las montañas Atlas al Sahara que crece a cada instante. Se evaporan los caudales del río Níger. El flagelo de la esclavitud en Benín. Comprueban masacres y hambrunas en Nigeria. Sufren la evaporación del lago Chad y espantosas sequías en el Sahel. Ven los últimos peces de los pigmeos tristes. La guerra del coltán, el oro y los diamantes aniquila 9 millones de personas en el Congo. Se extinguen los gorilas de la niebla en montañas Virunga. El sida es una enfermedad de los pobres en África. Guerra de Uitlanders y Boers contra los zulúes, sufren el Apartheid en Sudáfrica. Inundaciones en Mozambique, navegan en veleros los grandes lagos de la depresión africana. Escapan del virus Ébola y la matanza entre tutsis y hutus, comprueban que el hombre proviene del mono, ven la muerte de millones de personas de hambre y sed en Cuerno de África, y navegan desde los nacimientos del Nilo hasta Alejandría observando el ascenso de sales y sodio.

Del Danubio al desastre de Chernóbil. Visitan el lago Baikal y comprueban la evaporación del gran mar de Aral. Sufren el conflicto entre israelitas y palestinos, y adivinan que se está gestando la tercera guerra mundial. Sufren el feroz ataque a Irak y la cruel guerra de Afganistán. El conflicto entre hindúes, musulmanes y sijs en India. Extinción de tigres de Bengala y baño santo en el río Ganges. Atraviesan el Himalaya, navegan por el río Azul y sufren la contaminación asfixiante de Pekín. Reciben el informe de la barbarie atómica en Hiroshima y Nagasaki, atrocidades de dictadores en Filipinas. En Indonesia mueren orangutanes y bonobos por incendios forestales. Se encuentran con las comunidades primitivas en Papua Nueva Guinea y el desierto de Australia, cuyas ciudades sufren amenazadas por tormentas de fuego, y cumplen la fase final de su viaje volando en globo sobre paraísos y atolones coralinos del Pacífico Sur inundados por el mar, hasta llegar de nuevo al río Aguaclara, y dejar el testimonio de su epopeya en doce advertencias a la humanidad; sobre altas temperaturas, estrés del agua, urgencia de mitigar las emisiones y el cambio climático global, para detener la auto destrucción humana y la extinción en masa de todas las especies, empezando por el Homo Sapiens.

Muchas gracias.

Contenido relacionado